Fósil descubierto en San Pedro cambiará el rostro de una especie

Es el ejemplar de armadillo gigante más completo en su tipo. Modificará conceptos vigentes desde la época de Florentino Ameghino.

La ciudad de San Pedro se encuentra ubicada a unos 170 kilómetros al norte de Buenos Aires, Argentina. Allí funciona el Museo Paleontológico “Fray Manuel de Torres”, institución que atesora una importante colección de mamíferos fósiles del Cuaternario pampeano.

 La ardua tarea de concientización realizada en la zona ha permitido que en los últimos días, se lograran rescatar del accionar de las excavadoras de una cantera uno de los restos más completos conocidos hasta hoy de un armadillo gigante de la especie Neosclerocalyptus ornatus.100_0968

 La alerta la dio Fausto Capre, un operario de la empresa “Tosquera San Pedro SA”, cuando advirtió “ciertos fragmentos que despertaron su curiosidad”.     Sin perder tiempo, el equipo del Museo Paleontológico de San Pedro se llegó hasta el lugar debido a que la cantera se haya en actividad y operando permanentemente. No había tiempo que perder…

 Allí, en un gran trozo de terreno removido por la retroexcavadora asomaban una serie de piezas fosilizadas. Se trabajó sin pausa hasta lograr trasladar los restos en riesgo al taller del Museo, lugar donde aún están siendo acondicionados.

 Si bien recién se han realizado las primeras observaciones, el fósil hallado presenta el cráneo más completo descubierto hasta hoy de la especie Neosclerocalyptus ornatus, hasta el punto que algunos de los detalles revelados por este fósil podrían modificar aspectos evolutivos de esos animales.

 Debido a su excelente estado de conservación, el cráneo de este ejemplar hallado en San Pedro introducirá cambios en el rostro de una de las especies características de la fauna fósil de la región pampeana.

 Según la opinión del Dr. Alfredo Zurita, investigador del CONICET y del CECOAL (Centro de Ecología Aplicada del Litoral, Corrientes), que estudiará el fósil hallado, “se trata de un ejemplar de Neosclerocalyptus ornatus, especie originalmente reconocida por el naturalista inglés Richard Owen. Estos animales habrían habitado las pampas hasta hace unos 500.000 años y hasta el momento, sólo se conocían dos cráneos de esta especie, con el inconveniente de que ambos están restaurados parcialmente y no sabemos si esas restauraciones se correspondían con la forma real que tuvo esta especie, especialmente en la región nasal, que es la que más interesa. “

Una característica única en estos pequeños gliptodontes era la presencia de una especie de zona “globular” en la región más anterior del cráneo, a nivel de los huesos nasales. En las especies más antiguas (Ej.: Neosclerocalyptus pseudornatus), esta zona aparecía poco desarrollada, pero se hacía más notable en las especies más modernas, hasta alcanzar un tamaño sumamente considerable, como se aprecia en la especie Neosclerocalyptus paskoensis.

 Nadie sabe a ciencia cierta cuál era la función de esta estructura tan particular. Se ha hipotetizado que probablemente constituya una adaptación a los climas fríos y áridos/semiáridos típicos del Pleistoceno, aunque la cuestión sigue abierta y el misterio sin resolver.

 Una de las  mayores problemáticas es que esta estructura, al ser de constitución muy delicada, tiene relativamente pocas posibilidades de preservarse intacta, por lo que no fueron muchos los ejemplares de este género (Neosclerocalyptus) que lo conservaron completo.

 El fundador y director del Museo de San Pedro, José Luis Aguilar, señala que: “Desde tiempos de Florentino Ameghino (hace más de 120 años), los científicos trabajaron los modelos evolutivos de estos pequeños gliptodontes basándose en los cráneos existentes, los cuales poseían reconstrucciones en sus zonas nasales que no podían ser corroboradas con la realidad.

 Sin embargo, esta problemática será resuelta a partir de este nuevo descubrimiento efectuado en el subsuelo de San Pedro, un hallazgo que modificará esos patrones morfológicos que se manejaban desde épocas de Ameghino.”

 Si bien el fósil está en pleno proceso de limpieza y restauración, una vez efectuadas estas tareas se podrá conocer la morfología real que tenía la región frontal del rostro de esta especie. Esto a su vez brindará mucha información acerca de las relaciones existentes entre las especies conocidas de este género. Esto es así porque las especies se diferenciaban, fundamentalmente, por las variaciones morfologías en el área nasal.

Desde el Centro de Registro Arqueológico y Paleontológico de la Provincia de Buenos Aires, el Lic. Fernando Oliva destaca “el valor del trabajo de concientización que viene desarrollando el Museo de San Pedro y el gesto del joven Fausto Capre de avisar inmediatamente a las autoridades del museo”. En este sentido recuerda que “es fundamental, en caso de hallazgo fortuito de estos materiales científicos, no moverlos del lugar y poner en conocimiento al equipo del museo local inmediatamente.”

Cuadro comparativo:

 En las figuras de la página siguiente se observan cráneos de las tres especies del género: N. pseudornatus, N. ornatus y N. paskoensis.

 Entre la más antigua (N. pseudornatus) y la más moderna (N. paskoensis) se ubicaría el ejemplar fósil hallado en San Pedro (N. ornatus).

 En el centro del cuadro se observa uno de los cráneos existentes hasta hoy con su región rostral restaurada. Las observaciones preliminares de la zona rostral del fósil descubierto en San Pedro han avizorado notables diferencias.

 Recién pasados 168 años desde que el naturalista inglés Richard Owen fundara la especie se podrá conocer la verdadera morfología de la región nasal de estos animales.

Figura Glipto San Pedro-modif

Anuncios

LA COLA DE UN GIGANTE

Fue descubierta en una cantera cercana a Papel Prensa.
Es parte del tubo caudal de un armadillo prehistórico.

La enorme fuerza de la excavadora no pudo contra la aguda vista de Fausto Capre, maquinista de la Empresa “Tosquera San Pedro”, que alcanzó a visualizar un extraño objeto que afloraba en el sedimento que excavaba.

Al bajarse de la máquina pudo observar que se trataba de un fósil con curiosos “dibujos” en su superficie.

De inmediato dio parte al equipo del Museo Paleontológico de San Pedro, quienes se acercaron al lugar pudiendo constatar que lo que se había encontrado era gran parte del tubo caudal o “cola” de un mamífero prehistórico.

La limpieza del ejemplar no tardó en ser realizada por Ignacio, integrante del Grupo Conservacionista, en el taller de restauración del Museo.

Una vez acondicionado el fósil se intercambiaron imágenes y opiniones con el Dr. Alfredo Zurita, del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL-CONICET), especialista en el estudio de grandes armadillos fósiles, ya que se suponía que la curiosa cola había pertenecido a uno de estos extintos animales.

La palabra del Dr. Zurita no se hizo esperar y a su criterio “es indudablemente de un Neosclerocalyptus” y agrega que “un problema que yo detecté con estas estructuras, en este género, es que hay un alto grado de variación intraespecífico, así que es muy difícil llegar a identificar a nivel especie sólo con el tubo caudal” y observa que “de hecho, creo que es lo que más se modifica dentro de una misma especie.”

Ignacio del GCF observando el fósil hallado

En palabras sencillas significa que las ornamentaciones o dibujos presentes en estos fósiles varían mucho aún entre miembros de la misma especie y esto hace que se necesiten otras partes del cuerpo para llegar a una identificación más profunda.

En este caso sólo se podrá saber que la cola descubierta fue de un Neosclerocalyptus, un armadillo gigante que llegaba a medir unos 2 metros de largo, pesaba unos 120-130 kilogramos, poseía una coraza de 1 cm de espesor, aproximadamente, y su alimentación era herbívora.

Habitó la zona en gran número y se extinguió hace unos 8.000 años.

Descubren los primeros restos óseos de una gran especie de armadillo prehistórico

Se trata de piezas de tres ejemplares que murieron en un pantano hace unos 800.000 años

El equipo de trabajo del Museo Paleontológico de San Pedro descubrió, en una cantera de extracción de tosca, los primeros restos óseos conocidos hasta el momento de unos gigantescos armadillos fósiles correspondientes a la especie denominada Glyptodon munizi.


Los huesos fosilizados de tres ejemplares fueron extraídos de sedimentos finamente laminados que se habrían depositado en el fondo de un pantano que luego se secó formando delgadas láminas.

Las piezas fueron recuperadas en un estrato ubicado a unos 15 metros bajo el nivel actual de suelo. La antigüedad de este piso se estima cercana a los 800.000 años.


Partes halladas

Los huesos fósiles descubiertos son los primeros que se conocen de la especie Glyptodon munizi. Se tenía la certeza de la existencia de estos grandes mamíferos sólo por el hallazgo de partes de la coraza que los cubría. No se sabía qué formas poseían los huesos de su esqueleto interno.

Ahora, en San Pedro, provincia de Buenos Aires, se logró extraer un ejemplar con un 90 % de su esqueleto en óptimo estado de preservación, el cráneo, mandíbula y fragmentos de costillas de un segundo ejemplar y un húmero, una escápula y algunos huesos de las extremidades de un tercer individuo.

El animal más completo presenta detalles de gran valor científico que se desconocían en esta especie como lo son un grupo de placas óseas que le protegían la zona del vientre y una gran cantidad de pequeños huesillos que estaban incrustados en la piel de los pómulos cuando el animal vivía. Estos diminutos huesos dérmicos, llamados “osteodermos” cumplían la función de reforzar la piel ante el ataque de los depredadores, evitando que fuera desgarrada.

El lugar

San Pedro está ubicado a 170 km de Buenos Aires y a unos 130 km de Rosario, sobre la margen derecha del río Paraná, en Argentina.

La región presenta grandes depósitos de sedimentos del Pleistoceno medio a superior y posee grandes reservas de mamíferos fósiles.

El sitio donde se realizaron las excavaciones es propiedad de la Empresa Tosquera San Pedro S.A. y se encuentra ubicado a unos 3 km del casco urbano de la ciudad. Esta cantera, de unas 10 hectáreas de superficie, está artificialmente excavada hasta unos 16 metros de profundidad y ha aportado muchos fósiles al Museo Paleontológico “Fray Manuel de Torres”.

Cómo eran

La especie Glyptodon munizi estuvo representada por armadillos de talla gigantesca que superaban los 1.000 Kg. de peso y medían unos 3 m de longitud. Su robusto cuerpo estaba cubierto por una gruesa coraza que, en algunos sectores, tenía unos 5 cm. de espesor y sus bordes terminaban en una serie de púas óseas de aspecto intimidatorio.

Para soportar semejante peso poseían fuertes extremidades cuyos pies remataban en gruesas pezuñas.

Su cabeza estaba cubierta por un grupo de placas que formaban un “casquete cefálico” que la protegía de posibles agresiones y su dentición estaba constituida por hileras de piezas dentales cuya superficie era prácticamente plana para poder machacar los pastos con los que se alimentaban.

Importancia del hallazgo

Según el Dr. Alfredo Zurita, paleontólogo del Museo de Ciencias Naturales de La Plata, especialista en este grupo de mamíferos, “es un hallazgo muy importante ya que son los primeros ejemplares descubiertos de esta especie que aportan piezas del esqueleto interno” revelando, de esta forma, detalles desconocidos hasta ahora en estos grandes animales.

Por su parte el Jefe de equipo del Museo Paleontológico de San Pedro, Sr. José Luis Aguilar, comenta que “este descubrimiento aporta, además, datos interesantes sobre la geografía de la zona en la época en que vivieron estas enormes bestias”.

Agregó también que “es muy trascendente para el Museo de San Pedro contar con las primeras piezas óseas descubiertas de la especie G. munizi”

  • COMO LLEGAR?

    http://www.ruta0.com/rutas_argentinas.asp Ponés la localidad de partida, la de llegada y listo! Ruta0 te muestra distancias totales, parciales, rutas alternativas, estaciones de GNC, costo de los peajes y fotos y recomendaciones para tu próximo viaje.
  • PRONÓSTICO PARA SAN PEDRO

  • VISITE RESERVA PALEONTOLÓGICA CAMPO SPOSITO

  • Banco de Imágenes de Aves de San Pedro

  • Memorias del Combate 0001 Hallan una crónica inédita de la Batalla de Obligado Fue descubierta entre las memorias del Teniente Coronel Nicanor Lescano, oficial del ejército afectado al bloqueo de Montevideo en 1845. Correo de la Batalla 10 Cartas previas al armado del “Tonelero” y la “Vuelta de Obligado”
  • BLOG SAN PEDRO HISTORICO

    Historias, noticias, fotografias y temas de intereses general. Editor: Chiodini Fernando.
  • Meta