Grupo Conservacionista de Fósiles

(Entidad de Bien Público-Decreto Poder Ejecutivo Nº057 – 11/02/02)

-Amplia trayectoria en el desarrollo de temáticas científicas, turísticas y culturales (comenzando en el año 1998)

-Reconocimiento de su labor en círculos científicos y académicos de índole nacional (Museo de Ciencias Naturales de La Plata, Museo Argentino de Ciencias Naturales, Universidad Nacional del Centro, Universidad Nacional de Luján, etc.)

-Aptitud demostrada en el manejo de grupos educativos en todos sus niveles (pre-escolar, inicial, secundario y universitario) con un promedio anual de alumnos guiados que ronda los 4.000.

-Preocupación manifiesta en el cuidado responsable de los bienes culturales (históricos y científicos) del partido de San Pedro.

-Probada dedicación y esmero en la restauración y presentación de edificaciones históricas (caserón Museo Paleontológico/1895, caserón Estación de Castro/1890 aprox.) y otros inmuebles (sala Museo de Sitio “Batalla de Obligado” y Centro de Interpretación de Flora y Fauna).

-Demostrado interés por la difusión de sus trabajos y de sus descubrimientos en diferentes medios de comunicación a nivel local (todos), nacional (Clarín, La Nación, Gente, Crítica, Página 12, Viva, TN Ciencia, etc.) e internacional (Agencia Télam, ANSA, EFE, Diario El Mundo, etc.)

El Museo Paleontológico de San Pedro presentó su nueva sala

En la noche de ayer quedó formalmente inaugurado el nuevo espacio de exhibición del Museo Paleontológico “Fray Manuel de Torres”.

La nueva sala, la octava que monta el Grupo Conservacionista en la institución, presenta un sector a nivel y otro subterráneo que abordan dos diferentes temáticas de exhibición:

Sector a nivel: Los caballos, una historia al galope…

La historia de los caballos comenzó hace unos 50 millones de años con un pequeño animal llamado hiracoterio. Este diminuto herbívoro fue el primer eslabón de una cadena de cambios hasta llegar a los caballos actuales.

La familia de los équidos (caballos) tuvo su época de gloria durante la prehistoria de América del Norte, donde se diversificó en varias especies hasta emprender, hace unos 3 millones de años, el viaje hacia América del Sur a través del recién formado istmo de Panamá.

En América del Sur habitaron dos géneros de caballos: Hippidion y Equus.

Durante su evolución, los integrantes del género Hippidion llegaron hasta el extremo más austral de la Patagonia, en la región de Magallanes –Chile–; mientras que Equus sólo logró llegar hasta los territorios de la actual región pampeana de la Argentina y buena parte de Uruguay.

Ambos géneros desaparecieron hace unos 8.000 años atrás, a comienzos del Holoceno. Fue por eso que durante varios milenios América del Sur se quedó sin estos animales. Luego, en nuestra época, fueron reinsertados por los colonizadores españoles que los trajeron del continente europeo, donde nunca habían desaparecido.

Sector subterráneo: Peces y ballenas…

**Hace unos 15 millones de años, el mar, por el movimiento de placas tectónicas, invadió gran parte de lo que hoy es el territorio nacional. A este suceso se lo denomina “ingresión paranaense”.

Restos de tiburones fósiles y diminutos moluscos hallados por la familia Bastía, en distintas perforaciones a más de 50 m de profundidad revelan la existencia, en nuestro subsuelo, de los restos de aquel antiguo mar.

**Mucho más tarde, hace unos 8.000 años, y por motivos de calentamiento global, el mar volvió a cubrir parte del norte bonaerense y sur de la Mesopotamia. Fragmentos de ballenas halladas por las familias Boari y Tejera revelan la entrada de grandes cetáceos hasta las costas de nuestra zona.

**Piezas de bagres y hasta un dorado halladas por el Grupo Conservacionista en diferentes lugares de nuestro partido demuestran la longeva presencia de ciertas especies de peces que hoy habitan el Paraná y sus afluentes.

Parte de lo hallado de peces de agua dulce y fauna de las sucesivas ingresiones del mar a la zona, se exponen en el subsuelo del Museo.

La presentación contó con la presencia del Intendente Municipal, Fabio Giovanettoni, quien se dirigió al público destacando el trabajo de las entidades que como el Museo, trabajan diariamente por el bien común y la puesta en valor de nuestro patrimonio cultural.

Por su parte, José Luis Aguilar, fundador del Museo, agradeció al grupo de colaboradores, firmas y vecinos que apoyan desde siempre la tarea del grupo.

Desde diferentes centros de investigación del país llegaron numerosas adhesiones de científicos que destacaron la tarea realizada:

**La inauguración de esta nueva sala es una bella demostración de que nunca “está todo dicho”, de que aún hay muchas cosas por contar sobre las maravillas del pasado de San Pedro, un pasado que gracias al Museo se hace cada vez más accesible, más propio, emotivo y cercano, no solo para los sampedrinos sino para toda la Nación. (Sergio Bogan-Fundación de Historia Natural Félix de Azara-Departamento de Ciencias Naturales y Antropología-CEBBAD – Universidad Maimónides)

**Debo confesarte que siento una profunda alegría al ver cómo día a día  crecen, y lo hacen muy bien! siempre con el ojo puesto en la  comunidad, en hacerla más y más rica en conocimientos y experiencias, que la engrandecen y mejoran en su calidad intrínseca. Ellos son los destinatarios de sus esfuerzos y los beneficiados. (Dr. Alfredo Carlini-Investigador CONICET-Depto. Paleontología- Facultad de Ciencias Naturales y Museo-Universidad Nacional de La Plata)

** Ante la inauguración  del nuevo espacio de exposición que ofrecerá el Museo Fray Manuel de Torres a partir del 21 de marzo, hago llegar por este medio mi mayor augurio de éxito, que seguramente acompañarán a la reconocida tarea de esa institución en bien de la cultura y educación de la sociedad. (Dr. Eduardo P. Tonni-Jefe División Paleontología Vertebrados-Museo de La Plata)

** La nueva sala, que se sumará al espacio actualmente a disposición del público, es un magnífico avance. El museo expone y nos ilustra sobre el pasado biológico de la región, brinda una pequeña ventana para conocer la diversidad de las formas extintas, de los ambientes que imperaron en la región y logra sumergirnos en las profundidades del tiempo geológico. Que el entusiasmo, la dedicación y el rigor científico que los caracteriza continúe como hasta ahora. (Dra. Analía M. Forasiepi-Instituto Argentino de Nivología-Glaciología y Ciencias Ambientales-Centro Científico Tecnológico-CONICET-Mendoza)

**Mucha emoción y alegría porque veo como el Museo crece, el Grupo crece y cómo su gente se empeña y embarca en cada cosa que se propone…y lo logra. (Geólogo Fernando Miranda-Comisión Sitios de Interés Geológico de Argentina-Servicio Geológico Minero Argentino-SEGEMAR)

**En mi condición de paleontólogo profesional siento una enorme alegría cada vez que llegan noticias desde San Pedro porque siempre se tratan de nuevos descubrimientos o de propuestas educativas de excelente calidad. (Dr. Fernando Novas-Investigador del Conicet-Director del Museo de Ciencias Naturales Tuyu Mapu-General Madariaga)

 

**Nuevamente el Museo de San Pedro se constituye en un gran ejemplo para la región. Un ejemplo en la manera de exhibir, de preservar, de abrir sus puertas a la comunidad y demostrando una vez más que con trabajo duro y fundamentalmente con buenas ideas, se puede.
Mis más sinceras felicitaciones a todo el equipo y espero ansioso
poder conocerla! (Esteban Soibelzon-División Paleontología de Vertebrados-Museo de Ciencias Naturales de La Plata)

**Me gustaría destacar el enorme trabajo que ha hecho ese equipo en todos estos años y que constituye un ejemplo para todos los Museos del país.
En lo personal ha sido y es siempre un placer trabajar con ustedes, tanto en lo científico como en lo humano. (Dr. Alfredo Zurita-Centro de Ecología Aplicada del Litoral-Provincia de Corrientes)

**Me alegro mucho que el Museo siga prosperando y aumentando su exhibición, lo que indica que es un MUSEO VIVO y que el trabajo que estáis realizando está bien y es positivo para la comunidad. (Dra. María Teresa Alberdi-Museo de Ciencias Naturales de Madrid-España)

El Museo Paleontológico invita a los sampedrinos a conocer este nuevo espacio que demandó diez meses de arduo trabajo de recuperación y refacción que aporta, desde ahora, 26 m2 a la muestra permanente del Museo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El sábado 21, el Museo Paleontológico de San Pedro presenta un nuevo espacio

El Museo Paleontológico “Fray Manuel de Torres” invita a la Comunidad a participar de la presentación del nuevo espacio de exposición que ofrecerá el antiguo caserón de Pellegrini 145, a partir del 21 de marzo.
La nueva sala, comprende dos sectores: uno superior, dedicado a la historia y evolución de los caballos fósiles sudamericanos; y otro, subterráneo, dedicado a exponer los restos fósiles de peces y cetáceos descubiertos en San Pedro.
En el sector a nivel de piso se expondrán piezas de los dos géneros de caballos fósiles que habitaron nuestra zona y que han sido recuperados por el Grupo Conservacionista de Fósiles en diferentes puntos de nuestro partido.

FOTOS NUEVAS2 002

En la parte inferior del nuevo espacio, en lo que fuera el antiguo sótano de la propiedad, se podrán conocer restos de ballenas, peces y moluscos aportados por diferentes vecinos y por el propio trabajo del equipo del Museo.
El lugar, que sumará 26 m2 a la muestra permanente de la institución, ha sido ambientado acorde a la línea decorativa del lugar y contará, incluso, con sonidos marinos y cantos de cetáceos que aportarán un detalle más a quienes deseen bajar a las profunidades del Museo para conocer la fauna acuática fósil de San Pedro.
El sencillo acto, se realizará a las 19.00 hs., en compañía de sampedrinos y visitantes.

Tres vecinos…tres fósiles

Hallazgos casuales en San Pedro

 

En las últimas semanas, tres vecinos de nuestra ciudad, en diferentes situaciones, dieron de forma casual con piezas de tres mamíferos fósiles en distintos puntos de nuestra ciudad y sus alrededores.

Respetando las normativas vigentes y haciendo uso de una fluida interacción con el Museo Paleontológico, todas las piezas fueron cedidas a la institución para que pasen a engrosar su colección.

 

Mandíbula de Toxodonte

Una mandíbula fragmentada de Toxodonte Toxodonte-mandíbula(Toxodon platensis) fue recuperada por responsables de la Empresa Eligio Biscia, en el predio que la firma posee en Bajo Campodónico, a unos 10 km al sureste de la ciudad.
Estos animales poseían un aspecto similar (y sólo similar) a los hipopótamos que conocemos actualmente.
Eran herbívoros y algunos paleontólogos los asocian, principalmente, a ambientes cercanos a ríos o lagunas.
La parte anterior de su cráneo y sus mandíbulas
estaban diseñadas en forma de “pala” que, equipadas con enormes piezas dentales, les permitían cortar y machacar grandes cantidades de vegetación en cada bocado.
Poseían largos caniniformes que, aparentemente, habrían sido su arma de defensa. El peso de estos animales se estima en unos 1500 kg y su longitud llegaba a los 3 metros. Su altura, a la cruz, era de unos 1,70 metros.

 Molar de Scelidotherium

Scelidotherium-molar

El pequeño Salvador Ferrari, caminando junto a su padre en un sendero pegado a un frente de barrancas, divisó entre los sedimentos un fragmento de material brilloso que más tarde se logró identificar como un molar de Scelidotherium (Scelidotherium leptocephalum).

Estos perezosos del Pleistoceno fueron mamíferos muy exitosos, como lo prueba el registro fósil en este sector de la provincia, ya que son frecuentes los hallazgos de huesos de estos animales que dominaron la llanura pampeana hasta su extinción, hace unos 8.500 años.

Scelidotherium, en particular, fue un género que medía unos tres metros de longitud y alrededor de 1.5 m de altura. Su cráneo era estrecho y alargado, con dientes planos adaptados a una dieta exclusivamente herbívora.

Fémur fragmentado de MastodonteMastodonte-fémur

 

Jerónimo Muredas trabajaba con su pequeña excavadora en un sector del Barrio “La Tosquera” cuando partió un duro elemento. Una vez en el Museo se pudo saber que era un fragmento de fémur de un Mastodonte (Stegomastodon platensis).
El orden al que pertenecieron los mastodontes y actualmente los elefantes, se originó en Egipto durante el Eoceno, con un animal llamado Moeritherium, de apenas 60 cm de alto. Su cráneo era alargado y tenía unas pequeñas defensas o “colmillos”.
Millones de años más tarde, durante el Plioceno, y luego de muchos cambios adaptativos, surge en América del Norte Stegomastodon, género al que pertenecieron algunos de los mastodontes que llegaron a vivir en tierras sudamericanas hasta su desaparición a comienzos del Holoceno.
Los mastodontes, como Stegomastodon, pertenecen a la familia de los gonfoterios (Gomphotheriidae) y fueron parientes cercanos de los elefantes actuales (familia Elephantidae).

Los tres fósiles hallados por estos curiosos, y a la vez responsables vecinos sampedrinos, ya se encuentran siendo acondicionados en el taller del Museo Paleontológico donde pasarán a formar parte de la rica colección de mamíferos fósiles que atesora el antiguo caserón de Pellegrini 145.

La entidad destaca muy especialmente la excelente predisposición de los vecinos por haber puesto el material en manos del Museo.

Fotografían un reptil que se encuentra en proceso de transición evolutiva

Se trata de un nuevo registro de una “víbora de cristal” en cercanías del Barrio “La Cruz”

 En los últimos días, un curioso visitante recorrió la zona de barrancas en el sector del Barrio “La Cruz”.
Germán Tettamanti, estudiante de biología e integrante del IMGP9951-modifGrupo Conservacionista de Fósiles logró el registro fotográfico de un ejemplar de Ophioides intermedius, un extraño lagarto conocido como “víbora de cristal”, nombre común basado en su particular capacidad de “romper” o desprender su cola cuando se siente presa de alguno de sus depredadores.

Este registro es totalmente novedoso para nuestra ciudad y el único antecedente había sido registrado en la zona de Vuelta de Obligado por el naturalista Enrique Sierra, hace un tiempo atrás.

Un lagarto en transición

 Ophioides intermedius es una especie de lagarto que, en esta etapa de su historia evolutiva, se halla en un proceso de cambios anatómicos que lo llevarán, sin dudas, a transformarse, en el futuro, en algún tipo de serpiente.IMGP9952
Su cuerpo, ya muy similar al de un ofidio, conserva todavía rasgos de su grupo taxonómico. Su cara aún tiene el aspecto de un lagarto y sus ojos poseen párpados, característica que no tienen las serpientes y que tal vez perderá a lo largo de esta cadena de cambios que ha emprendido como especie.
Sus extremidades anteriores ya han desaparecido y sólo conserva los huesos de la cintura escapular, mientras que las posteriores se han reducido a diminutas escamas que, en su interior, aún poseen su esqueleto (fémur, tibia, fíbula y tarsales) en un tamaño sólo visible con instrumentos de aumento.
Su dieta se basa, principalmente, en insectos y arácnidos y suele ser presa de víboras que se especializan en consumir reptiles.
En su etapa adulta, este curioso lagarto alcanza a medir unos 44/45 cm y su grosor no supera el centímetro.
Prefiere habitar bosques y pastizales aunque, al acercarse a las ciudades, frecuenta jardines, plazas o arboledas.
En nuestro país este lagarto ha colonizado casi todas las provincias, desde Chubut hasta el extremo norte de Argentina. También se la puede hallar en Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Tres documentos señalan un hecho de armas en Obligado cinco meses después del combate

La Guerra del Paraná fue una sucesión de enfrentamientos armados entre el gobierno de la Confederación rosista y una importante escuadra de buques ingleses y franceses cuyos momentos de mayor intensidad fueron el combate de Obligado, el del Tonelero y el de la angostura del Quebracho.

 La documentación de la época indica que Mancilla y sus hombres ofrecieron resistencia tanto al inicio de la incursión, como al final de la misma.

 En una digitalización de manuscritos realizada entre la Dirección de Cultura de la Municipalidad y el Grupo Conservacionista de la ciudad de San Pedro en el archivo del Juzgado de Paz local, fueron detectadas 3 cartas que indican, claramente, un hecho de armas en las costas de Obligado cinco meses después del combate de noviembre de 1845, con víctimas fatales dentro de la resistencia confederada.

 En los documentos, el Coronel José María Cortina le escribe al Juez Carlos Villar una seguidilla de recomendaciones, información y detalles que demuestran una escaramuza bélica en el lugar cuando la escuadra enemiga estaba regresando al Río de la Plata, en abril de 1846.

 

  • CARTA DEL 14 DE ABRIL DE 1846

Desde la Estancia de Gómez (en las afueras de Obligado), el Coronel José María Cortina informa al Juez de Paz de San Pedro, Carlos Villar, que en la noche anterior “ha dado fondo frente a las baterías una goleta enemiga”. Solicitando extremar las medidas de vigilancia ante un posible desembarco.

  • CARTA DEL 16 DE ABRIL DE 1846

Desde el mismo lugar, pero dos días después, el militar ordena que por “haberse avistado varias balleneras cargadas de gente”, retire a todos los individuos de ambos sexos, así como a todo tipo de ganado, aves de corral o cualquier animal que pueda servir de alimento al enemigo, de la zona de costas.

También le solicita que informe urgente el posible punto de desembarco si éste se produjera en San Pedro.

  • CARTA DEL 27 DE ABRIL DE 1846

Luego de un lapso de once días, otra carta de Cortina al Juez de San Pedro informa la devolución de una carreta con cuarenta y ocho balas de cañón de diverso calibre, junto a “dos cadáveres para que Ud. tenga la bondad de ordenar al Sr. Cura les de sepultura por ser de los milicianos federales que perecieron en la acción del día 20”, en clara alusión a la fecha de la semana anterior.

 

 Desde el Grupo Conservacionista de San Pedro se estima que “si bien estas tres notas aportan una cronología que revela, con fecha precisa, un nuevo enfrentamiento armado en la zona en meses posteriores, no se ha hallado, hasta ahora, documentación que indique la magnitud del mismo por lo que, según se infiere, ha sido de baja connotación militar. Sin embargo, esta escaramuza ha representado, sin dudas, un escollo más para la incursión anglo francesa en el río Paraná”.

 Esta información, que sale a la luz en estos tres documentos, incorpora un nuevo hecho de armas a la cronología de la “guerra del Paraná”, demostrando la férrea decisión federal de resistir a la incursión aliada.  

 Se agradece a las autoridades del Juzgado de Paz local la excelente predisposición por permitir el acceso a esta información que de forma digital pasará a ser de utilidad pública desde esta página.

Enero de documentales en el Museo Paleontológico

Cara a cara: Ciclo de documentales argentinos de naturaleza

Cara a cara

  Durante el mes de enero, la Sala de Audiovisuales del Museo Paleontológico de San Pedro dará lugar al ciclo “Cara a cara”, serie de documentales nacionales sobre diferentes temas vinculados a la naturaleza.
 Se proyectarán todos los sábados de enero, a las 20 hs. y la entrada al ciclo será libre y gratuita.

  Títulos a proyectar:

 

Sábado 03/01/15

  • Flora y fauna: Aguas abajo
  • Paraná, biografía de un río. Humedales, tierra de agua

Día dedicado al río Paraná con dos episodios, seleccionados de dos series de documentales diferentes, producidos por Canal Encuentro. El primero, narrado por Norma Aleandro, se centrará en la flora y la fauna de nuestro gran río y el segundo, en las cuestiones socioculturales relacionadas con sus humedales.

 

Sábado 10/01/15

  • El ocaso del macá tobiano

Se presentará un documental que dará cuenta de la situación, cercana a la extinción, del macá tobiano (ave acuática que habita en la Patagonia) y los motivos por los cuales la especie ha llegado a tal punto. Dirigido por los naturalistas Marcelo Viñas y Juan María Raggio, narrado por Ricardo Darín y con la musicalización de Gustavo Santaolalla.

 

Sábado 17/01/15

  • La Cultura de las Aves

Se proyectará una selección de pequeños videos documentales enfocados en la conducta de las aves silvestres, realizados por el naturalista Roberto Ares para acompañar su obra“Aves, vida y conducta”.

 

Sábado 24/01/15

  • Flora y fauna: Selva paranaense
  • Flora y fauna: Esteros del Iberá
  • Flora y fauna: Espinal y pastizal

Guiada por el río Paraná esta serie de documentales recorrerá el litoral argentino, desde las Cataratas del Iguazú hasta las regiones del espinal y del pastizal, pasando por los Esteros del Iberá.

Sábado 31/01/15

  • Yaguareté, la última frontera

El último encuentro estará dedicado al rey de los felinos —el yaguareté— a través de otro excelente documental de Marcelo Viñas y Juan María Raggio, con la narración de Ricardo Darín, que expondrá la situación en la que se encuentran los últimos 200 yaguaretés que todavía habitan el norte de nuestro país.

ciclo

Registran un ave exótica e invasora en San Pedro

En los últimos días, en la quinta de la familia Gerini Trotta (zona Club Los Andes), el Sr. Fernando Chiodini, integrante del GCF, registró la presencia de una especie de ave ajena a nuestra avifauna local. Se trata del Estornino crestado (Acridotheres cristatellus, Linnaeus, 1766), especie originaria del sudeste asiático.

Los estorninos crestados son considerados plaga por los daños que Estornino crestado4provocan a la agricultura, debido a que se alimentan de cereales, vegetales y frutos (los prueban, perforándolos con su pico, y luego dejan que estos se pudran en el árbol). También consumen el agua y el alimento del ganado y, al hacerlo, los contaminan con sus excrementos. Además son peligrosos para las especies de aves autóctonas, ya que suelen romper huevos y matar pichones e incluso adultos, con el único fin de robarles el nido. Sumado a los daños en las áreas rurales, también es preciso mencionar los perjuicios que provocan en las áreas urbanas: son muy ruidosos por las noches y forman dormideros colectivos que arruinan las fachadas de los edificios con sus heces.

Esta ave es comercializada como mascota, porque posee cantos muy variados. Posiblemente un escape accidental o una liberación bienintencionada (aunque mal informada) sea el origen de estos individuos en estado silvestre. Según los naturalistas Chébez y Rodríguez, el primer registro en estado silvestre en Argentina data de 1982 y desde entonces se ha ido extendiendo desde el partido de San Isidro hacia el partido de Mar Chiquita, en la provincia de Buenos Aires.

En noviembre de 1998, según Liliana Olveira: “el Subsecretario de la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable de la Nación emitió la resolución 974/98, por la cual se declararon dañinas y perjudiciales para las actividades productivas a las especies Sturnus vulgaris (Estornino pinto) y Acridotheres cristatellus (Estornino crestado), se facultó a la Dirección de Fauna y Flora Silvestres a coordinar con el SENASA y las autoridades provinciales a incluir dichas especies entre los planes de erradicación y lucha contra las plagas nacionales, regionales o locales y a permitir su caza y destrucción de nidos y huevos, a la vez que se prohibió el tránsito interjurisdiccional, exportación y comercio en jurisdicción federal de esas especies.

Los estorninos crestados fueron introducidos y ya han causado estragos en Malasia, Filipinas, islas Luzón y Negros, Canadá y Estados Unidos. Al respecto Olveira advierte: “No conocemos en qué momento van a demostrar su verdadero potencial como plaga [en nuestro país], pero lo que queda claro es que en algún momento van a hacerlo.

Si bien como ciudadanos no podemos evitar que se sigan proliferando en la naturaleza, recomendamos no comprar ejemplares de ninguna especie de estornino y no liberar individuos de esta especie ni de ninguna otra.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descripción del Estornino Crestado:

Son pájaros de 25 cm de largo que se caracterizan por poseer un copete en la base del pico. Su pico es de color amarillo pálido. Sus patas y ojos, de un naranja intenso. El plumaje es predominantemente negro. Presentan una mancha blanca en ambas caras de cada ala (más grandes en la parte ventral), que se ve como una fina línea blanca cuando las alas están plegadas. En la parte ventral de la cola poseen un barrado blanco, y en la dorsal una fina línea también blanca. Los juveniles tienen una coloración pardo oscura y no presentan cresta.

Ponen de 4 a 7 huevos de color celeste verdoso y de 31 x 22 mm, en huecos de árboles o edificaciones y en nidos que roban a otras aves. La incubación dura 2 semanas y pueden tener hasta dos puestas al año.

Por Germán Tettamanti
Grupo Conservacionista de Fósiles

 

Fuentes:
-Chévez, Juan Carlos; Rodríguez, Gabriel (2013) La fauna gringa: especies introducidas en Argentina, Buenos Aires: Fundación de Historia Natural Félix de Azara.
-Narosky, Tito; Ruda Vega, Marcelo (2012) Aves argentinas, Buenos Aires: Albatros.

Fotografías:
-Fernando Chiodini, Grupo Conservacionista de Fósiles

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores